Entrevista Miguel Acevedo

m

Amante de la lectura, este escritor comienza a plasmar su talento en los años 80. Escribiendo poemas y relatos breves, la mayoría de ellos inéditos. Estudia Pedagogía en Historia y Geografía en el Pedagógico, o Universidad Metropolitana de Ciencias de la Educación, como la dictadura de Pinochet pretendió renombrar. Se tituló como profesor de Historia, Geografía y Educación Cívica en el año 2003. Activo colaborador en fanzines, ediciones fotocopiadas, en la universidad, con textos anónimos y versos sueltos. Desde el año 2011 es autor del blog “Le dicen poesía”, colaborando también en el blog “Bblogzine segunda época” con sus cuentos, poemas, críticas y crónicas, todo movido por la idea de la difusión de ideas potentes en la internet.  Actualmente participa en el proyecto de la incipiente editorial Plutón Negro.

Escritura

Mira, yo creo que comencé a escribir a fines de la enseñanza media, llenando hojas de cuadernos con varios poemas y algo así como prosas poéticas. Pero es desde el 2011, cuando comencé con mi blog “Le dicen poesía”, en que ya me puse las pilas de escribir de forma más sistemática, fundamentalmente crónicas, cuentos y poemas.

Necesidad de escribir

Quién sabe, quizá el cliché de que es una necesidad interna de quien lo hace, sea la respuesta más correcta. No sabes cómo me ha impactado la biografía de Lovecraft escrita por L. Sprague de Camp, donde se narra que Lovecraft escribió hasta el último día antes de ser internado en el hospital debido a un cáncer terminal al estómago. Pese a los dolores terribles, que casi no lo dejaban estar de pie, el seguía con sus cartas y revisiones literarias.

Sentido de la poesía

La poesía no sólo está en los versos, está en la lucha, a veces en una buena prosa, en las relaciones humanas auténticas, en un atardecer, que se yo. Aunque esta sociedad sea lo más prosaica y destructiva, sigue la poesía anidando en nuestros corazones, ¿no? Y para eso estamos aquí, cantando de pie, pese a todo. Y a veces contra todos.

Influencias

Mis influencias literarias van por dos carriles distintos. Del punto de vista de la poesía y de la prosa llamada realista, mis mayores influencias son, sin ningún orden de jerarquía, Pablo de Rokha y la Winnet de Rokha; y por otro lado Julio Cortázar y Jorge Luis Borges. En el terreno de la literatura fantástica, obviamente H. P. Lovecraft y Edgar Allan Poe. Y de autores más recientes, no puedo dejar de pensar en Philip K. Dick, por ejemplo.

El Chile literario y cultural

Hoy por hoy predomina la farándula y el éxito de ventas, como criterios de “valor” literario y estético. Pienso en fenómenos de superventas como los libros perpetrados por Jorge Baradit. Pero igual hay fenómenos alentadores, como la valía de las letras de un Pedro Lemebel o un Roberto Bolaño, o un Alejandro Zambra, pero sobre todo la verdadera eclosión de editoriales independientes y alternativas, que se expresa en espacios como las FLIA (Feria del Libro Independiente) o La Furia del Libro. Obviamente el mercado trata de cooptar estos esfuerzos, y hay que ver cómo lidiar con ello. O cosas muy interesantes está ocurriendo en el teatro chileno actual, como la obra “Mateluna” que aún no he podido ver.

Últimos trabajos

Aún no publico ningún libro de poesía, pero estoy trabajando en ello. Incluso ya tiene un nombre tentativo. Mi último libro se llama Espejos, y está escrito junto a Paz Correa. Espero que las razones del texto se expliquen por sí mismas, ya que todo libro debe defenderse solo, como gato de espaldas agregaría Cortázar. “Espejos” es una colección de microcuentos y nanocuentos.

Cultura independiente

Lo que ya señale más arriba, que en ella hay chispazos de genio y talento, pero agrego que a veces hay mucha desorganización y falta de constancia, pero con trabajo dedicado se puede salir adelante.

Gatojurel Ediciones

Con mis compañeros de Gatojurel he editado mi libro “Cartelera de Cine” y el ya mencionado “Espejos”. Tengo la mejor opinión de mis amigos, que se esfuerzan porque se escuche la voz lírica de mujeres y hombres que tienen mucho que decirnos. Espero que sigan adelante, con la alegría y energía que los caracteriza.

 

 

 

Editorial Independiente